La formación no es solo un derecho para las personas voluntarias, si no que es una obligación para las entidades de voluntariado tras la entrada en vigor de la Ley de Voluntariado de Octubre 2015. 

Capacitar al voluntariado es hacer más sólido su ámbito y su modo de participar. Darle a conocer su tarea y cómo hacerla es un modo de que vaya eligiendo por sí mismo su lugar de participación, es contribuir a que descubra campos nuevos para su compromiso solidario y nuevos recursos humanos que den respuestas. Es ofrecerle un ámbito para ser un factor activo de verdadero cambio social.

Por ello, desempeñamos una propuesta formativa integral donde la calidad y la eficacia son los pilares sobre los que construimos cualquiera de las acciones formativas que llevamos a cabo.

FORMACIÓN LABORAL